Reflexiones

CONSEJOS PARA TU PRIMERA FIESTA DE LINDY

26 Octubre, 2016 7 Comments

1

Tras un tiempo dándole vueltas, has dado un paso adelante, y has decidido aprender a bailar Lindy Hop, ese baile tan divertido y, con el tiempo lo comprobarás, tan adictivo. Has recibido tus primeras clases, los más valientes se atreverán incluso después de su primer día, y el cuerpo te pide ir a alguna fiesta de las muchas que hay en la actualidad pero, en más de un caso, te preguntarás ¿Estoy preparado para ir a una fiesta? ¿Tengo el nivel necesario? ¿Hay protocolos a la hora de bailar con unos u otros bailarines según su nivel?

Todos hemos pasado por nuestra puesta de largo en las fiestas y todos, en mayor o menor medida, hemos tenido muchas dudas. Dudas que voy a intentar ayudar a solventar con estos pequeños consejos.

  • Lo primero y más importante, quitarte todos los complejos que puedas tener, tipo: llevo dos días en esto, la gente controla un montón y voy a hacer el ridículo… a lo que vas es a pasártelo lo mejor posible y a practicar lo que llevas aprendido, si son tres pasos como si es uno solo. Todos hemos sido nuevos en esto.
  • Si estás yendo a una escuela no sería mala idea que quedaseis unos cuantos compañeros de clase, o de otras diferentes a la tuya, antes de la fiesta para conoceros y acceder juntos al local. Eso te hará sentirte más arropado y seguro.
  • Una vez dentro de la sala no te dejes impresionar, es normal que la primera vez que vayas a una fiesta todos los bailarines te parezcan Fred Astaire o Ginger Rogers, pero con el tiempo te darás cuenta de que tampoco era para tanto. Por supuesto hay gente que destacará sobre el resto pero, en nada de tiempo, tú también impresionarás a los que vienen detrás.
  • No tengas miedo de bailar, de sacar a bailar o de que te saquen a bailar. Todos estáis allí por lo mismo, déjate de vergüenzas. Y baila con gente de más nivel, es como mejor se aprende, y ya verás que muchos de ellos lo harán encantados y te echarán una mano en lo que haga falta. A muchos de nosotros nos ha pasado que hemos disfrutado más con un novel, que te hace reír y con el que hay buen rollo, que con algunos cracks…
  • Y como último consejo si quieres aprender algo de los más veteranos, no mires a sus pies, mírales a la cara y verás que, el 99% de ellos, estarán con una gran sonrisa porque, en definitiva, este baile es para disfrutar y pasarlo lo mejor posible.

Así que, ya sabéis, a por vuestra primera fiesta y a disfrutarla.

Te puede interesar

7 Comments

Jesús Jara 26 Octubre, 2016 at 10:59

Siempre es bueno leer esos consejos para combatir la vergüenza, gracias.

Reply
DaddySwing 26 Octubre, 2016 at 11:31

Muchas gracias a ti por comentar. Espero que te sean útiles. Un saludo

Reply
DaddySwing 26 Octubre, 2016 at 18:30

Ahora mismo estaba recordando que yo me estrené en un clandestino en plena Puerta del Sol y la primera con la que bailé, por supuesto, fue con Chusa, mi mujer, no podía ser de otra forma jajaja Y ahí también recibí mi primer plantón por parte de una follower. Me pidió salir a bailar y cuando le dije el tiempo que llevaba (había empezado esa misma semana) me dijo que bueno, que mejor, lo dejábamos para mejor ocasión 🙁

Reply
Carloswing3 26 Octubre, 2016 at 23:35

Me gusta y al mismo tiempo estoy en desacuerdo.
Quizás porque cuando empecé, éramos cuatro gatos. Lo pasaba mal bailando en social y éso de “deslumbrar”…
Recomiendo ir en solitario. No ir arropado y salir de la zona de confort. Bailar con quien sea. Sin mirar, ni elegir con quién, y mejor si es con alguien que ni siquiera has visto bailar antes.
Así es como simplemente, bailas. Vas a pasártelo bien, con la pareja y la música que te ha tocado y así es como verdaderamente se “deslumbra”: Empezando con una sonrisa, manteniéndola en tu cara y en la de tu pareja, hasta el final.
El resto, sobre todo éso de bailar bien, está sobrevalorado.
Veo cantidad de gente que pide perdón mientras baila, y no por haber destrozado un tobillo al de al lado! y también veo gente practicando lo que le han enseñado, solo lo que le han enseñado…
Quizás ahora que también doy clase, enseñando desde el primer instante que la mejor de las técnicas no es comparable a quien simplemente, se diverte CONTIGO, me he reencontrado con lo de ir a una fiesta y simplemente: bailar. Probando, adaptándome, encontrando esa conexión en la que das gracias por el baile con una sonrisa, de verdad, simplemente porque me he divertido con esa persona.
Y esa es la mejor técnica de todas.

Reply
DaddySwing 27 Octubre, 2016 at 05:52

Por supuesto Carlos, tu forma de afrontar esa primera fiesta es tan válida como cualquier otra. Yo si hubiera tenido que ir solo todavía estaría esperando a estrenarme, tengo mucho sentido del ridículo y muchas inseguridades a la hora de bailar (entre otras cosas) como para afrontar en soledad tamaña empresa. De todas formas, yo creo que es en lo único en lo que diferimos 😉 Un saludo

Reply
Beluca 30 Octubre, 2016 at 19:04

En mi primera fiesta, tras apenas dos horas de clase, nos pasamos mi socio y yo tres horas ocho pasos para alante ocho para atrás. Tres horas sin parar. Nos fuimos a casa cansadisimos y con unas ampollas… Al final de la noche bailé con mi primer desconocido y luego se puso a hablar con nosotros y nos dijo que habiamos sido muy valientes.
Desde entonces, siempre que podemos, vamos a todas las fiestas. Los “profis” ya nos conocen y nos dan algún consejillo. Las otras personas de nuestro nivel no se atreven a ir. Y luego dicen que donde aprendemos tanto… joe en las fiestas.

Reply
Lidia 30 Octubre, 2016 at 22:33

Hola hoppers! Pues yo también quiero compartir mi primera vez en social, y eso fue cuando solo sabía un paso, el chatleston en cerrado :O Fui a una fiesta en barceloa, donde la escena ya estaba crecidita, y me quede patirifusa, esa es la palabra. Pero un chico, sorprendentemente me sacó a bailar, y yo le imitaba todo el rato y miraba a mi amigo que me enseñó mi primer paso como diciendole “mira, estoy bailando”! Ese día descrubrí que me estaba sorprendiendo a mi misma y, leyendo este post pienso que eso es el baile, sorprenderse de lo que uno puede llegar a hacer, crear, sentir y encima de manera compartida, ¿qué más se puede pedir?. Por eso animo a todos los que empiezan a dar rienda suelta a todo, al baile, a socializar, a disfrutar… que cada uno busque la manera, al final eso es lo que menos importa, todos nos acabamos conociendo. Desde el punto de vista de profesora, la mayoría de veces nos ven como si fuesemos lo más, y comprendo que al principio parezca que haya una barrera, pero no es así, doy toda la razón a daddy, una sonrisa vale más que mil kicks bien hechos! Hago un llamamiento a que me saquen tooooodos los alumnos y alumnas para romper con esa barrera! Recomendación extra: dar las gracias al acabar cada baile, y aplaudir a las bandas en directo, es un trabajo que hay que valorar. Feliz fiesta! 🙂

Reply

Deja un comentario