Bailarines

CLAYTON «PEG LEG» BATES

4 enero, 2019 2 Comments

Clayton «Peg Leg» Bates nació y creció en Fountain Inn, Carolina del Sur, a principios del siglo XX. Sus padres eran aparceros. Cuando era un niño pequeño, Bates bailaba en las calles de Fountain Inn por monedas de cinco centavos. En 1919, Clayton consiguió un trabajo en una fábrica agrícola para ayudar a su familia a sobrevivir, pero sólo pasaron unos pocos días cuando el destino le golpeó. Perdió la pierna izquierda por un accidente con una desmotadora de algodón a los 12 años. Posteriormente, Clayton aprendió a bailar claqué con una improvisada pata de palo de madera, que le construyó su tío Wit cuando regresó a casa al finalizar la Primera Guerra Mundial,  de la que tomó su apodo.

Desde la década de 1920 hasta la de 1940, Peg Leg entretuvo al público con su estilo único de claqué, viajando por todos los Estados Unidos en el circuito del Vaudeville. Para entonces, se había establecido como un bailarín de claqué de fama mundial, incluso actuando para la Reina Isabel II. Interpretó papeles de reparto en películas y en la televisión, especialmente en Toast of the Town (1948),  presentado por Ed Sullivan. Fue uno de los invitados más populares y habituales de ese legendario espectáculo, con más de 20 fabulosas apariciones.

Fue propietario y operador del Club de Campo Peg Leg Bates en Kerhonkson, Nueva York , desde 1951 hasta 1987, junto con su esposa Alice E. Bates. Esto convirtió a Bates en el primer propietario de un resort negro, durante una época en la que la segregación racial aún estaba en vigor, en el condado de Ulster en las montañas Catskill, el famoso cinturón Borscht de complejos, hoteles y colonias de bungalows judíos.  Innumerables músicos, bailarines e intérpretes famosos vinieron al resort para entretener a lo largo de los 40 años, que incluyeron a Ella Fitzgerald, Sammy Davis Jr., Sidney Poitier, Mel Tormé Nat `Rey’ Cole, Duke Ellington, Billie Holiday y Louis Armstrong. Comenzó con cuatro habitaciones en su resort de club de campo; Para 1985, había 110 habitaciones para invitados. Arrendó el resort en 1989, debido a la muerte de su esposa en 1987.

Hay dos documentales definitivos de su vida, The Dancing Man (1992) de Hudson West Productions (con el presentador Gregory Hines) y «The Legacy of Peg Leg Bates» de Silver Spring Studios.

 

Te puede interesar

2 Comments

Óscar 6 enero, 2019 at 11:48

Muy interesante, gracias. No cabe duda que si quieres, puedes.

Reply
DaddySwing 6 enero, 2019 at 12:00

Efectivamente, Óscar, querer es poder. De todas formas tengo conocimiento de otro bailarín al que le faltaba una pierna y un brazo, ambos del lado derecho, en cuanto investigue un poco más lo subiré al blog. Saludos

Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.